01. Chile: Se promulga Ley “Zamudio” por amplia mayoría

Tras una década de lucha y siete años de tramitación parlamentaria la norma que Establece Medidas contra la Discriminación fue aprobada en el Congreso Nacional. El Movilhdedicó este histórico avance a las víctimas de la discriminación y a Daniel Zamudio.

La lucha iniciada hace una década por una ley contra la discriminación, rindió históricos frutos al ser aprobada por el Senado, tras pasar por un proceso similar el día anterior en la Cámara de Diputados, recibiendo en ambas ocasiones un respaldo transversal y mayoritario que la transforma en norma de la República.

Esta jornada la Ley Zamudio, conocida así desde el ataque que el pasado 3 de marzo terminó por quitar la vida al joven Daniel Zamudio, fue aprobada en el Senado por 25 votos a favor, tres en contra y tres abstenciones. Votaron en contra los RN senadores Carlos Kuschel, Carlos Larraín y José García Ruminot, mientras que los UDI Juan Antonio Coloma, Jaime Orpis y Ena Von Baer se abstuvieron.

En tanto ayer la iniciativa fue aprobada en la Cámara de diputados por 90 votos y 16 en contra de los UDI Enrique Estay, María Angélica Cristi, María José Hoffmann Arturo Squella, Gonzalo Arenas, Nino Baltolu, Javier Hernández, José Antonio Kast, Felipe Ward, Pedro Álvarez- Salamanca, Iván Norambuena y Gastón von Mühlenbrocok , más el DC Jorge Sabag, el PRI Pedro Araya y los independientes Miodrag Marinovic y Marta Isasi. Por su parte los UDI Gustavo Hasbún y Ernesto Silva y el RN Leopoldo Pérez se abstuvieron

La Ley Zamudio debió ser votada por la Cámara y el Senado luego de que el pasado 4 de mayo la Comisión Mixta la aprobara con mejorías propuestas por una decena de organizaciones sociales que fueron apoyadas por la Oposición y el Gobierno.

Dichos cambios fueron propuestos desde enero anterior a las autoridades por una coalición de organizaciones integrada por Amnistía Internacional, la Agrupación de Inmigrantes por la Integración Latinoamericana (Apila), la Agrupación de Familiares de Pacientes Psiquiátricos (Afaps), Católicas por el Derechos a Decidir, Genera Ideas y Acciones Colectivas, Portal judío Anajnu, Círculo de Políticas Participativas, Fundación Ideas, Mapuche Times, la Asociación Chilena de Ong´s, que agrupa a 80 fundaciones, corporaciones, movimientos y colectivos sociales, y Movilh.

La ley antidiscriminación fue creada por el Gobierno de Ricardo Lagos en el 2005 con la co-ejecución de Afaps, Apila y el Movilh, mientras que desde el 2010 OTD, Mums y Acción Gay efectuaron variadas incidencias, que a partir de septiembre del 2011 fueron en alianza con la Fundación =Iguales.

Un paso histórico

A continuación se reproduce declaración pública del Movilh tras la aprobación de Ley Zamudio:

“Hoy Chile ha dado paso histórico para contribuir a paliar las injusticias que afectan a sectores sociales excluidos con la aprobación de Ley que Establece Medidas contra la Discriminación.

El 2002 iniciamos la lucha por esta ley y el 2005 conseguimos que el Gobierno de Ricardo Lagos redactara junto a nuestra organización y enviara a tramitación el proyecto que hoy se aprueba, tras largos años de discusión parlamentaria, tras cientos de campañas, marchas, protestas, reuniones con autoridades y la sociedad civil organizada.

En esta década de lucha conocimos de brutales casos de discriminación, la mayoría de los cuales quedaron impunes por falta de una ley que les hiciera frente.

En lo referente a nuestro sector, y según reportamos en los Informes Anuales de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual, desde el 2002 a la fecha se han conocido 838 casos y denuncias divididas en 18 asesinatos, 66 agresiones físicas o verbales perpetradas por civiles, 28 abusos policiales, 53 discriminaciones laborales y 37 educacionales, 134 movilizaciones y campañas contra la igualdad de derechos, 98 episodios de exclusión institucional, 81 impedimentos para la libertad de expresión y de los afectos, 238 declaraciones homo-transfóbicas, 51 actos de violencia al interior de las familias o círculos de amistad y 34 hechos contrarios a la diversidad en los ámbitos de la cultura, medios y espectáculos.

Estas cifras, que reflejan brutales atropellos a la diversidad sexual y esconden lágrimas, dolor e impotencia de personas de carne y hueso, sólo corresponden a denuncias, en un país donde apenas el 7.4 por ciento de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales se atreve a reportar sus atropellos.

Una de las razones para no denunciar ha sido la desconfianza en el sistema jurídico actual para hacer justicia. Por tanto, esperamos que con la aprobación de esta ley las víctimas se sientan más seguras y se animen a denunciar, pues ya cuentan con una herramienta efectiva para hacer frente a los atropellos. Hoy, como nunca antes, se abren entonces las puertas de una mejor justicia para quienes son discriminados.

En este día queremos rendir un homenaje a todas las víctimas de la discriminación y ellas dedicarles esta ley, queremos decirle con toda nuestra fuerza que el país está avanzando hacia mejores condiciones de igualdad, está superando sus miedos y respetando al Estado laico.

Un especial homenaje rendimos a Daniel Zamudio y su familia, quienes son en buena parte responsables de que no sólo se diera suma urgencia a la ley, sino también que se mejorara, recuperando el texto original que creamos en el 2005.

Porque no queremos que nunca más nadie viva lo que sucedió a Daniel, y porque para que ello ocurra es preciso recordar, es que enfatizamos nuestro compromiso de difundir socialmente esta norma como Ley Zamudio, así simbólicamente la bautizamos con el respaldo de su familia en marzo pasado y así sabemos será denominada por gran parte de nuestra sociedad.

También queremos homenajear a dos organizaciones sociales con la que redactamos esta ley el 2005. Nos referimos a la Agrupación de Familiares de Pacientes Psiquiátricos (Afaps) y a la Asociación de Inmigrantes por la Integración Latinoamericana (Apila), con quienes iniciamos esta travesía hace años, cuando pocos creían que podía ser posible dotar a Chile de una norma antidiscriminatoria.

Una ley no lo resuelve todo, lo sabemos. Tampoco erradicará la discriminación, sin embargo, sensibilizará y contribuirá a ello y, en especial, terminará con la total impunidad con que gozaban el clasismo, la xenofobia, el racismo, la homofobia, la transfobia, la misoginia y otras formas de discriminación.

Por último, queremos decira quienes se siguen oponiendo a esta ley que nada de lo que temen se hará efectivo. Verán que el país será mejor para todas y todos. Verán que avanzar en mejores condiciones de igualdad a quienes son diferentes beneficia a la sociedad como conjunto.

Fuente: Movilh (12/07/12).



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.