01. Internacional: El Grupo de Referencia de ONUSIDA sobre el VIH y los Derechos Humanos emite Comunicado y Recomendaciones sobre el Fondo Mundial y la Crisis de Financiamiento para el VIH

El anuncio en noviembre del 2011 de la cancelación de la ronda de financiamiento número 11 del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malariapor los problemas de financiamiento del mismo presentan a la comunidad internacional con una crisis en el ámbito de la salud y los derechos humanos. Desde la primera ronda de financiamiento en el 2002, el Fondo Mundial ha jugado un rol indispensable en el logro de metas de salud y derechos humanos en la respuesta mundial al VIH.

Las dificultades financieras del Fondo Mundial son parte de una crisis de financiamiento más amplia en el área del VIH. Esa crisis financiera representa el problema de derechos humanos más importante en la respuesta al VIH en estos momentos. Paradójicamente, el financiamiento se ha estancado o reducido justo cuando la ciencia, los medicamentos y los programas están ofreciendo herramientas para lograr éxitos en la lucha en contra el VIH.

El Grupo de Referencia sobre el VIH y los Derechos Humanos considera que tanto la reducción en las promesas de apoyo al Fondo Mundial, como el fracaso de honrarlas, por parte de los gobiernos donantes, deben ser entendidos por lo que son – una abolición de las obligaciones legalmente basadas en los derechos humanos. De la misma forma, el Grupo de Referencia cree que aun cuando el Fondo Mundial y otros esfuerzos multi y bilaterales son necesarios para asegurar que estén disponibles suficientes recursos para alcanzar el derecho a la salud, los gobiernos de países de bajos y medianos ingresos no están cumpliendo con sus obligaciones de derechos humanos hacia sus propios habitantes al no presupuestar los recursos necesarios para la salud. El Fondo Mundial y otras formas de asistencia internacional son indispensables pero no son una excusa para que los países en desarrollo no financien apropiadamente al área de la salud y específicamente al VIH.

En este contexto, el Grupo de Referencia hace una serie de recomendaciones que incluyen:

  • Los estados deberían reafirmar su responsabilidad compartida para alcanzar el derecho humano a la salud al financiar adecuadamente la respuesta al VIH. Los grandes logros en el acceso a los servicios de prevención, atención y tratamiento del VIH, que han sido posibles gracias al Fondo Mundial, estarán en peligro si los gobiernos de países con altos ingresos no cumplen o retrasan sus compromisos y/o no se comprometen a aumentar el financiamiento del Fondo Mundial. Los gobiernos receptores deben igualmente aumentar sus gastos internos para programas de VIH y honrar sus compromisos relacionados con el incremento del gasto general en la salud.
  • El Director Ejecutivo de ONUSIDA y el personal del Programa Conjunto, la Secretaría y los Co-Patrocinadores deben hacer una incidencia política sólida, abierta y consistente para restaurar y aumentar el apoyo financiero a la respuesta mundial al SIDA, incluyendo al Fondo Mundial como uno de sus mecanismos de financiamiento más importantes. El texto completo del comunicado y de las recomendaciones del Grupo de Referencia está anexo y disponible en inglés, francés, español y ruso en el portal de la delegación de ONG en el PCB de ONUSIDA http://unaidspcbngo.org/

El Grupo de Referencia de ONUSIDA sobre el VIH y los Derechos Humanos fue creado en el 2002 para prestarle asesoría al Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA en todos los aspectos relacionados con el VIH y los derechos humanos. El Grupo de Referencia tiene una voz independiente, por lo que sus puntos de vistas no reflejan necesariamente las opiniones de la Secretaría de ONUSIDA ni de ninguno de sus Co-Patrocinadores.

El Grupo de Referencia quiere agradecer a Michel Kazatchkine por su liderazgo y, particularmente, su sólido apoyo a los derechos humanos durante sus años en el Fondo Mundial y exhorta a la nueva gerencia a que enfoque la crisis de financiamiento como un tema de derechos humanos. El Grupo de Referencia está listo para trabajar con la nueva gerencia para, particularmente, asegurar el pleno financiamiento del Fondo Mundial y apoyar la implementación a tiempo de los componentes de derechos humanos de la nueva estrategia del Fondo Mundial.

Fuente: ONUSIDA



Contenidos relacionados

16. Brasil: Quinto aniversario de la Ley María da Penha, contra la violencia doméstica y familiar En mayo de 1983, el marido de la biofarmacéutica Maria da Penha Fernandes le disparó mientras dormía, dejándola parapléjica de por vida. Dos semanas después de su regreso del hospital, intentó electrocutarla. El caso languideció en los tribunales durante dos décadas, mientras el esposo de María permanecía en libertad. Años después, en un fallo histórico, la Corte Interamericana de Derechos Humanos señaló como responsable del suceso al Gobierno de Brasil por no haber tomado medidas efectivas para enjuiciar y sentenciar a los perpetradores de violencia doméstica. Como respuesta a esta situación de indefensión, el gobierno brasileño promulgó en 2006 una ley bajo el simbólico nombre de “Ley Maria da Penha sobre Violencia Doméstica y Familiar”.  En agosto de 2011, cuando se celebra el quinto aniversario de la Ley, los datos recopilados por el Consejo Nacional de Justica de Brasil arrojan un balance positivo: más de 331.000 procesos judiciales y 110.000 sentencias firmes; y cerca de dos millones de llamadas a la Central de Atención de la Mujer.  Un balance optimista que María da Penha comparte, con matices. “Antes de la Ley los casos de violencia doméstica se consideraban un crimen de bajo potencial ofensivo. Esa realidad ha cambiado, y es cierto que en todos los lugares a los que acudo a dar charlas encuentro mujeres que se autodenominan ‘salvadas por la Ley’, pero son necesarios más recursos económicos para implementarla en todo su poder”, afirma.  La Ley María da Penha establece tribunales especiales y condenas más estrictas para los maltratadores, pero también otros instrumentos de prevención y auxilio en ciudades de más de 60.000 habitantes como Comisarías de Mujer, Casas Hogares y Centros de Referencia para Mujeres.  “El problema no está en la Ley sino en su aplicación. Desgraciadamente, estos instrumentos sólo existen en grandes ciudades”, insiste da Penha. Con un promedio de diez asesinatos diarios, los datos sobre violencia doméstica en Brasil siguen siendo alarmantes.  “Es necesario que se sensibilice y capacite a las personas involucradas en la lucha contra la violencia; pero tenemos mucha gente involucrada, hombres y mujeres que viven y sueñan con una sociedad más humana para sus hijos y nietos”, concluye.  En la actualidad ONU Mujeres colabora con el Instituto Avon en el diseño de una estrategia que de más visibilidad a la Ley, por ejemplo, a través de la mayor difusión de las páginas web www.quebreociclo.com.br (“rompa el ciclo”). Los portales están dirigidos a jóvenes y profesionales del derecho y la justicia, con diferentes tipos de contenido. Para el primer grupo hay disponibles juegos y herramientas interactivas; para el segundo instrumentos legales y discusiones sobre las leyes.  Con motivo del quinto aniversario de la Ley Maria da Penha, ONU Mujeres en colaboración con el Instituto Maria da Penha, UNISIDA, UNFPA y UNICEF lanzó recientemente la campaña de sensibilización “Mujeres y Derechos”, que incluye tres películas en las que se valora la contribución de la Ley y de la red de servicios de atención a las mujeres en situación de violencia.  Estadísticas: Ipsos_Avon y Anuário das Mulheres Brasileiras 2011  Fuente: Amecco Press

16. Brasil: Quinto aniversario de la Ley María da Penha, contra la violencia doméstica y familiar En mayo de 1983, el marido de la biofarmacéutica Maria da Penha Fernandes le disparó mientras dormía, dejándola parapléjica de por vida. Dos semanas después de su regreso del hospital, intentó electrocutarla. El caso languideció en los tribunales durante dos décadas, mientras el esposo de María permanecía en libertad. Años después, en un fallo histórico, la Corte Interamericana de Derechos Humanos señaló como responsable del suceso al Gobierno de Brasil por no haber tomado medidas efectivas para enjuiciar y sentenciar a los perpetradores de violencia doméstica. Como respuesta a esta situación de indefensión, el gobierno brasileño promulgó en 2006 una ley bajo el simbólico nombre de “Ley Maria da Penha sobre Violencia Doméstica y Familiar”. En agosto de 2011, cuando se celebra el quinto aniversario de la Ley, los datos recopilados por el Consejo Nacional de Justica de Brasil arrojan un balance positivo: más de 331.000 procesos judiciales y 110.000 sentencias firmes; y cerca de dos millones de llamadas a la Central de Atención de la Mujer. Un balance optimista que María da Penha comparte, con matices. “Antes de la Ley los casos de violencia doméstica se consideraban un crimen de bajo potencial ofensivo. Esa realidad ha cambiado, y es cierto que en todos los lugares a los que acudo a dar charlas encuentro mujeres que se autodenominan ‘salvadas por la Ley’, pero son necesarios más recursos económicos para implementarla en todo su poder”, afirma. La Ley María da Penha establece tribunales especiales y condenas más estrictas para los maltratadores, pero también otros instrumentos de prevención y auxilio en ciudades de más de 60.000 habitantes como Comisarías de Mujer, Casas Hogares y Centros de Referencia para Mujeres. “El problema no está en la Ley sino en su aplicación. Desgraciadamente, estos instrumentos sólo existen en grandes ciudades”, insiste da Penha. Con un promedio de diez asesinatos diarios, los datos sobre violencia doméstica en Brasil siguen siendo alarmantes. “Es necesario que se sensibilice y capacite a las personas involucradas en la lucha contra la violencia; pero tenemos mucha gente involucrada, hombres y mujeres que viven y sueñan con una sociedad más humana para sus hijos y nietos”, concluye. En la actualidad ONU Mujeres colabora con el Instituto Avon en el diseño de una estrategia que de más visibilidad a la Ley, por ejemplo, a través de la mayor difusión de las páginas web www.quebreociclo.com.br (“rompa el ciclo”). Los portales están dirigidos a jóvenes y profesionales del derecho y la justicia, con diferentes tipos de contenido. Para el primer grupo hay disponibles juegos y herramientas interactivas; para el segundo instrumentos legales y discusiones sobre las leyes. Con motivo del quinto aniversario de la Ley Maria da Penha, ONU Mujeres en colaboración con el Instituto Maria da Penha, UNISIDA, UNFPA y UNICEF lanzó recientemente la campaña de sensibilización “Mujeres y Derechos”, que incluye tres películas en las que se valora la contribución de la Ley y de la red de servicios de atención a las mujeres en situación de violencia. Estadísticas: Ipsos_Avon y Anuário das Mulheres Brasileiras 2011 Fuente: Amecco Press

En mayo de 1983, el marido de la biofarmacéutica Maria da Penha Fernandes le disparó mientras dormía, dejándola parapléjica de por vida. Dos...

Publicado

¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.