02. Uganda: La homofobia institucionalizada cobra otra víctima

El activista ugandés David Kato fue asesinado a golpes luego de que un diario local publicara su foto junto con la de otras personas LGBT, incitando a la población a “colgar a los homosexuales” en defensa de los valores de la sociedad.

“¡Colgadles, van a por nuestros hijos!”. Así titulaba a doble página el semanario Rolling Stone de Uganda, en octubre de 2010, acompañado de la lista de cien homosexuales del país (con sus fotos y direcciones). David Kato, activista de Sexual Minorities Uganda (SMUG), fue de los primeros en aparecer en esa lista. Kato fue uno de los querellantes en la causa que se inició y fue ganada contra el diario ugandés Rolling Stone a principios de este año, por invasión a la privacidad.

Kato de 41 años, había participado activamente en la lucha contra la legislación anti-gay que un buen grupo de parlamentarios pretendían aprobar en 2009 y que posibilitaba la condena a muerte de los homosexuales. En la actualidad; en Uganda, país muy conservador y religioso; los gays se enfrentan a 14 años de prisión.

“David estuvo recibiendo amenazas desde que su foto salió en la portada de diario sensacionalista Rolling Stone que incitaba a colgar y asesinar a todos los homosexuales”, dijo la organización SMUG. “La muerte de David sucede en el preciso momento en que la Corte Suprema de Uganda condena la incitación a la violencia contra la comunidad homosexual en el marco del respeto a la privacidad y dignidad humana.

SMUG exigió a la policía y al gobierno de Uganda a investigar seriamente el asesinato, y a los líderes religiosos, políticos y medios de comunicación a dejar de demonizar a la comunidad homosexual. David Bahati, congresista estrechamente vinculado al movimiento evangélico norteamericano, mientras tanto, continúa promoviendo una ley que llegaría a castigar con pena de muerte a personas LGBT.

Val Kalende, miembro de la organización Freedom and Roam Uganda aseveró que la muerte de David es el resultado del odio que fue implantado por los evangelistas norteamericanos desde 2009. “El gobierno Ugandés y los supuestos evangelizadores deben asumir su responsabilidad por este derramamiento de sangre”.

Frank Mugisha, director ejecutivo de SMUG declaró que “ningún tipo de intimidación detendrá nuestra causa. La muerte de David será honrada solo cuando se gane la lucha por la igualdad y la justicia. David se fue y muchos de nosotros lo seguiremos, pero ganaremos esta lucha. Él quería una Uganda donde toda la gente sea tratada con igualdad, sin importar su orientación sexual”.

JPEG - 39.4 KB
David Kato
Activista

Mientras el presidente de EE.UU. Barack Obama pidió una exhaustiva investigación y recalcó que los derechos de la comunidad LGBT “no son derechos especiales, son derechos humanos”. En este sentido, su Gobierno seguirá defendiendo enérgicamente los derechos humanos y ayudando a los grupos LGBT en el exterior, dijo, y añadió que EEUU lo hace porque conoce las amenazas que afrontan líderes como Kato y porque comparte su compromiso de promover la libertad, la justicia y la igualdad para todos.

Monica Mbaru, responsable en África de International Gay and Lesbian Human Rights Commission, recuerda que lamentablemente los derechos de los homosexuales en África siguen en peligro. Recientemente, el primer ministro keniata, Raila Odinga, hizo unas incendiarias declaraciones anti-gays y en Camerún se ha iniciado una campaña contra Alice Nkom, una prominente abogada que defiende a los homosexuales del país. La mayoría de los países africanos mantienen legislaciones anti-sodomía heredada de los colonizadores británicos y franceses.

Fuente: El País / África y su diáspora



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.