04. Francia: Gobierno continúa exigiendo “esterilización irreversible” a personas transexuales para cambio del DNI

Cuando se trata de cuestiones transexuales / transgénero, Francia es líder en hipocresía. Esa es la acusación hecha al gobierno francés esta semana por la organización nacionalTrans-Aide después de que el Ministro francés de JusticiaMichel Mercier confirmara que el estado no reconoce un cambio de identidad de género sin una prueba de “esterilización irreversible”.

Mercier emitió esta opinión el 30 de diciembre en respuesta a una pregunta por escrito dirigida desde el Senado por Maryvonne Blondin. Mercier escribió: “La característica irreversible puede ser resultado de un tratamiento hormonal, que tiene el efecto de alterar ciertos aspectos fisiológicos de un individuo, en particular, su fertilidad, lo que sí puede ser irreversible. Los interesados son quienes tienen que presentar la prueba …”.

JPEG - 17.1 KB
Michel Mercier
Ministro de Justicia

Esta declaración ocurre después de un mal año para la lucha por la identidad de las personas transgénero/transexuales en Francia, dejando a las líneas de batalla marcadas por una lucha entre Trans-Aide y sus aliados por un lado, y el gobierno y el sistema legal, por el otro.

En abril del año pasado, los representantes franceses en el Parlamento del Consejo de Europa enterraban sus diferencias políticas y se unían con otros para apoyar la resolución 1728 (2010), que obliga a los Estados Miembros a asegurar que el reconocimiento de las personas transgénero/transexuales no debe estar supeditada a un requisito legal para esterilización o cualquier otro tratamiento médico específico.

Sin embargo, cuando Delphine Ravisé Giard, mujer trans que ya había visto su solicitud de identidad rechazada por los tribunales, llevó su caso a la Corte de Apelaciones de Nancy en octubre, el tribunal se negó a respaldar esta posición, afirmando que que emitiría su veredicto sobre el asunto el próximo año.

Antes de la apelación, los tribunales habían decidido que no importaba que durante varios años ella hubiera estado bajo tratamiento hormonal y viviendo como una mujer, ella aún no había demostrado que su “cambio de sexo” era algo “irreversible”.

En noviembre, Stephanie Nicot, autor y portavoz nacional de Trans-Aide, llevó el caso de Delphine Ravisé Giard al mismo tribunal y obtuvo el mismo resultado negativo. El hecho de que ella lleva una vida normal como una mujer y que es reconocida como tal por su círculo de amigos, no tuvo ninguna relevancia. El tribunal declaró: “El derecho a la vida privada no exime a las personas transgénero/transexuales de la obligación de proporcionar las pruebas.”

Tanto Stephanie como Delphine continúan su lucha a través del sistema legal francés, que es el paso previo necesario para llevar el asunto ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Mientras tanto, los puntos de vista Trans-Aide sobre el tema son claros. Tras destacar la hipocresía de Francia co-patrocinando una conferencia en Ginebra en 2010 contra la violencia que resulta de la homofobia y la transfobia, el grupo activista ha pedido a laComisaria Europea de Derechos Humanos, Thomas Hammarberg, reconocer que Francia no respeta los derechos de las personas transgénero/transexuales, y abrir una denuncia formal.

Fuente: Diario Digital Transexual



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.