05. Perú: Lesbianas y gays protestaron frente radio por declaraciones homofóbicas de conductor

Las declaraciones homofóbicas y violentas realizadas por el conductor radial Phillip Butters provocaron la protesta de un grupo de lesbianas y gays que llegó frente al edificio donde funciona Radio Capital, estación en la que Butters conduce un programa de 6 a 9 de la mañana.

El reclamo se produce porque las declaraciones de Butters se inscriben dentro de un discurso sexista que “justifica” y promueve practicas machistas y violentas que es parte de los mensajes que cotidianamente propala Butters y muchos otros medios de comunican peruanos.

Porque nuestra opinión importa

Una pareja gay y otra de lesbianas se besaron simbólicamente en el lugar en varias oportunidades, mientras una veintena de activistas los apoyaban con banderas y pancartas, frente a la sede del Grupo de emisoras RPP de las que Capital forma parte.

Qantu Madueño y Giovanny Romero del Bloque Estudiantil LGBTI y del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL), respectivamente, explicaron que los reiterados comentarios homofóbicos de Butters, hicieron que las organizaciones de lesbianas y gays reaccionen y decidan manifestar su rechazo, a través de una campaña en facebook, y presentando una carta (firmada por 500 personas y varias decenas de organizaciones) exhortando a Radio Capital a rechazar públicamente las declaraciones de Butters e instar las disculpas públicas del periodista para con toda la comunidad LGBT; y finalmente la interposición de una demanda penal y otra frente al Comité de Ética del Consejo Nacional de la Prensa peruana.

Primer proceso contra el uso de los medios para incitar la violencia homofóbica

Organizaciones de lesbianas, travestis, gays y bisexuales presentaron una queja contra Radio Capital ante laSociedad Nacional de Radio y Televisión (SNRT) y una demanda penal por discriminación contra Philip Butters. Las reiteradas declaraciones del periodista han motivado violencia y amenazas de muerte contra activistas homosexuales.

Las organizaciones LTGB presentaron ante la SNRT la primera queja en nuestro país por el uso de los medios de comunicación para incitar a la violencia homofóbica y a la discriminación, ya que Butters y la radio habrían violado los principios contemplados en el artículo 3 del Código de Ética de la SNRT suscrito por Capital, y ésta última no ha autorregulado sus contenidos ni ha deslindado de las declaraciones homófobas del periodista, como contemplan los artículos 5 y 8.

El Tribunal de Ética de la SNRT determinó que los servicios de radiodifusión no pueden ser utilizados como medios para la incitación pública a actos de violencia y de discriminación (caso Lundú versus Frecuencia Latina), por lo que podría ordenar medidas de reparación y de no repetición, como las disculpas públicas, la enmienda, emisión de spots donde se comprometan a no volver a incitar a la violencia e incluso el retiro del aire del programa.

La incitación a la violencia homofóbica ha sido una práctica recurrente de Butters durante la última semana y ha causado diversos ataques contra activistas homosexuales, como las pintas y la amenaza de muerte de un grupo neonazi contra el dirigente del MHOL Jorge Chávez.

“Si voy al nido de mi hija y veo a dos lesbianas u homosexuales chapando, les pido por favor que se vayan a la primera y segunda, a la tercera ya los estoy pateando” amenazó Butters a la activista lesbiana Q’antuMadueño (Bloque Estudiantil LTGBI) el 15 de febrero en el programa Sin pelos en la lengua, y al día siguiente reiteró que “a la quinta sí te pateo” al activista gay Giovanny Romero (MHOL). “Tienen que entender que son una minoría”, argumentó, desconociendo que un principio de las democracias modernas es la protección de las pretendidas minorías de las imposiciones y abusos de las “mayorías”.

Por ello, también se iniciará en los próximos días una demanda penal contra Butters por el delito de discriminación, contemplado en el artículo 323 del Código Penal.



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.