06. India: Reconocen legalmente el tercer género

La Corte Suprema de India reconoció la existencia de un tercer género, que no es masculino ni femenino, en un dictamen que permitirá a millones de personas transgénero y eunucos hacer reconocer sus derechos.

Mediante esta resolución, el tribunal encargó a los gobiernos estatales y federal identificar a los hijras o personas transgénero como un tercer género neutro, que debe tener garantizado el acceso a los mismos programas sociales que otros grupos minoritarios en la nación asiática.

De acuerdo con organizaciones de la sociedad civil, las personas transgénero y los eunucos viven al margen de la sociedad india, tradicionalmente conservadora, y con frecuencia se ven obligados a recurrir a la prostitución, la mendicidad o a empleos muy precarios para sobrevivir.

El recurso legal fue presentado ante la Corte Suprema en 2012 por un grupo de personas, entre ellos un conocido eunuco y activista, Laxmi Narayan Tripathi, con el objetivo de exigir derechos igualitarios para la población transgénero ante la ley.

Al respecto, el juez K.S. Radhakrishnan señaló durante la emisión de su fallo que “el reconocimiento de los transgénero como tercer género no es una cuestión social o médica sino de derechos humanos”.

El legislador añadió que “los transgénero son ciudadanos de este país y tienen derecho a la educación y a todos los otros derechos”.

Así, los jueces de la Corte determinaron que con el reconocimiento del tercer género, los transexuales en India tendrán derecho de ingresar a instituciones educativas y se les dará empleo sobre la base de la tercera categoría de género, tal como corresponde en la ley.

Por su parte, Tripathi, activista y promotor de la iniciativa, señaló a los medios de comunicación congregados afuera del parlamento que “hoy mis hermanas y yo nos sentimos como verdaderos indios y muy orgullosos por los derechos que nos ha garantizado la Corte Suprema”.

Este dictamen se contrapone al emitido por la misma corte en diciembre de 2013, fecha en que prohibió las relaciones entre personas del mismo sexo, en retroceso a la reforma de 2009, en la que el Tribunal Superior de Nueva Delhi dictaminó que la prohibición de las “relaciones carnales contra el orden de la naturaleza” contenida en el Código Penal hindú se contraponía a los derechos fundamentales de las personas homosexuales.

Según estimación de organizaciones defensoras de los derechos humanos, la India cuenta con alrededor de dos millones de personas transgénero, que se ganan la vida cantando y bailando, en mendicidad y la prostitución.

Fuente: Notiese (16/04/14).



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.