07. Perú: Implementan medidas para reducir brecha de género y el acoso sexual

El gobierno peruano se propone revertir el acoso sexual callejero, el hostigamiento sexual en los centros de trabajo y reducir las brechas de género, especialmente en las remuneraciones del sector público, mediante 10 medidas concretas.

El anuncio lo hizo el pasado 25 de marzo el presidente del Consejo de ministros, Juan Jiménez, durante la presentación al Congreso de la Repúblicade los avances en el cumplimiento de la Ley de Igualdad de Oportunidades entre el Hombre y la Mujer.

El ministro se mostró consternado porque en el país siete de cada 10 mujeres entre los 18 y 29 años han sufrido por lo menos una modalidad de acoso sexual callejero en los últimos seis meses.

Dijo que este hecho contribuye a aumentar la sensación de inseguridad y miedo en las calles y expone a “cualquier mujer, incluidas niñas y jóvenes, a una sensación permanente de inseguridad y temor”.

Seguidamente anunció que su portafolio prepara una guía para la prevención e investigación del hostigamiento sexual. “Será un primer paso para vencer el acoso sexual en los centros laborales, educativos, y también el acoso callejero, que ofende y que agrede a nuestras niñas y jóvenes”, subrayó.

Dijo que con ello las entidades públicas y privadas podrán identificar los casos de hostigamiento sexual, e implementar acciones efectivas de prevención, investigación y sanción.

Hacia la igualdad remunerativa

Una segunda medida tiene que ver con la igualdad remunerativa en el sector público para lo cual se viene preparando una metodología que permita evaluar objetivamente los puestos de trabajo, evitando sesgos sexistas que crean desigualdades remunerativas, señaló.

La ministra de la mujer, Ana Jara, quien también asistió a la presentación, informó que solo tres de cada 10 funcionarios públicos son mujeres y que en promedio los trabajadores públicos perciben ingresos 72 por ciento más altos que las mujeres del sector. A nivel profesional, ellos ganan en promedio 42 por ciento más que las profesionales, dijo.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en la actividad privada en Lima Metropolitana a fines de 2011 (último dato disponible), el ingreso promedio salarial masculino era de 1.494 soles (588 dólares al tipo de cambio actual) y el de la mujer, 992 soles (390 dólares).

Y de acuerdo con el informe sobre la Brecha de Género Mundial 2012, del Foro Económico Mundial, el Perú retrocedió cinco lugares debido a la caída en el rubro de igualdad de salarios y menor presencia de mujeres en cargos públicos.

Sin embargo, siete mujeres ostentan cargos de ministras de estado, una cifra récord en los anales del poder ejecutivo peruano; ellas, además, ocupan las carteras más directamente relacionadas con la inclusión social y productiva.

Como parte de las medidas, se ha determinado que el 55 por ciento de beneficiarios de los programas de capacitación laboral para jóvenes y poblaciones pobres sean mujeres.

Además, en el programa Trabaja Perú, cuyo objetivo es generar empleos temporales para poblaciones vulnerables, la meta es que el 60 por ciento de los empleos sean para mujeres.

Defensa de mujeres maltratadas

Las medidas también incluyen disposiciones específicas para los casos de violencia sexual y trata de personas, “práctica inadmisible que (en el gobierno) no podemos tolerar”, precisó Jiménez.

La cobertura de atención para las mujeres maltratadas será ampliada al 86 por ciento del territorio nacional, con la apertura en más provincias del interior de 25 nuevos locales del Centro de Emergencia Mujer, con un financiamiento de 42 millones de soles (casi 16.5 millones de dólares).

Jara informó que durante 2012 se registraron 97 feminicidios -23 menos que los registrados en 2011- y 31 tentativas de feminicidios, 10 menos que el año anterior.

Asimismo, las sedes diplomáticas peruanas en el exterior ofrecerán un programa de asistencia en caso de violencia sexual contra las connacionales que incluirá protección consular, inserción en redes de protección y, de ser necesario, la repatriación de la víctima.

Las medidas también incluyen al sector salud, donde se priorizará la incorporación de las mujeres rurales al aseguramiento universal gratuito, y la disminución de la mortalidad materna a 66 muertes por 100.000 nacidos vivos para 2015. Actualmente la tasa es de 93 por 100.000 nacidos vivos.

Fuente: AmecoPress.



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.