08. Italia: Retiran exposición de besos gays por presión de El Vaticano

El 2 de octubre era el día planeado por el artista españolGonzalo Orquín, para exhibir en Italia “Trialogo”, obra fotográfica que retrata besos de parejas gays en iglesias de Roma, sin embargo esto no ocurrió debido a que El Vaticano con el argumento de que ésta “podría perjudicar el sentimiento religioso de los fieles” amenazó con tomar repercusiones legales si esta muestra gráfica se exponía.

Antes de inaugurarse la exposición cuya sede sería la Galleria L’opera, tuvo que ser tapada por un aviso legal de la Iglesia católica. Claudio Tanturri, portavoz del Vicariato, señaló en el comunicado: “las leyes constitucionales italianas salvaguardan los sentimientos religiosos individuales y la función de los lugares de culto”.

Según El Vaticano, “las fotos no son adecuadas y no se ajustan a la espiritualidad del lugar. Ofenden y atentan contra el avance del hombre en el lugar determinado por la expresión de la fe”.

Las personas que en las fotos aparecen en su mayoría son parejas homosexuales, sin embargo en algunas fotografías también aparecen personas heterosexuales que quisieron apoyar el proyecto, informó Gonzalo Orquín.

El artista español calificó el acto de tomar medidas legales al respecto como absurdo “Un beso es un gesto de amor, de ternura entre seres humanos” señaló. Se dijo creyente y lamentó que la Iglesia “condene continuamente a todo el mundo, no sólo a los homosexuales, sino a todo el que no cumple sus estrictas reglas”. Explicó que su obra quiso reflejar un beso delante de Dios.

El autor en acto de inconformidad colocó un velo negro sobre las fotografías y debajo de ellas cruces negras, imagen que difundió en su cuenta de Twitter. Miles han mostrado su respaldo a la obra a través de redes sociales, en donde se destacan las imágenes “del amor gay”. La polémica se inició cuando el diario italiano La República publicó parte de la exposición como adelanto de la obra.

El artista indicó que la idea de las fotografías tomadas a sus amigos como protagonistas en templos de la capital italiana, “era retratar el amor ante la casa de Dios por medio de un gesto tan humano como es un beso”. El fotógrafo, señaló que Italia es un país “muy homofóbico. No hay otros países de Europa que estén tan atrasados”.

Ante la prohibición Gonzalo Orquín explicó que no le quedó otra opción que desistir de exhibir su trabajo. “Realmente, me he tenido que autocensurar”, lamentó.

Fuente: Agencia Notiese.



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.