13. Bolivia: Concejo Municipal de Santa Cruz inicia campaña contra la discriminación

El ombligo es el centro de la Campaña contra el racismo y la discriminación que inició en la víspera el Concejo Municipal de Santa Cruz, en la que se incluye una entrega de juegos didácticos con la misma temática que será entregada a unidades educativas, en febrero. Un spot y una cuña radial que ya está en el aire, muestra imágenes de ombligos de varias personas con distintas características como la de ser hombre, mujer, gordo, indígena, etc, y termina con una leyenda que señala que “estamos más cerca de ser iguales que diferentes, por eso es nuestra obligación tratarnos igual”.

La Ordenanza Municipal “No. 121/2011 Contra el racismo y toda forma de discriminación”, aprobada por el Gobierno Autónomo de Santa Cruz de la Sierra, se estuvo difundiendo desde diciembre del año pasado en los cuatro mercados populares más concurridos de la ciudad.

La Fundación Igualdad LGBT, que trabaja por la Igualdad Legal y Social de la población lésbica, gay, bisexual, travesti, transexual y trangénero de Santa Cruz, impulsó una propuesta de ordenanza municipal contra la discriminación y el Concejo Municipal la considero para su aprobación.

La Ordenanza contiene veinte artículos y posee un marco legal de referencia principalmente en la Constitución Política del Estado, la Ley 045 “Contra el Racismo y toda forma de Discriminación”, la Ley No. 031 Marco de Autonomías y Descentralización y normas relacionadas al quehacer municipal, como la del funcionario público y la de administración y control gubernamental.

Para Alex Bernabé, responsable de Derechos Humanos de la Fundación Igualdad, “La Ordenanza Municipal representa un avance concreto en la construcción de ciudadanía para todas y todos en nuestro municipio y como organización de Derechos Humanos queremos impulsar este primer paso en su difusión de la normativa, a la vez representa un ejercicio de descentralización y autonomía”.

Por otro lado, una de las observaciones que comenta Bernabé es que la norma impide que locales o establecimientos públicos y privados se reserven el derecho de admisión y obliga a colocar carteles donde se debe leer que “todas las personas son iguales ante la ley”.

La Ordenanza Municipal presenta medidas concretas contra el racismo y toda forma de discriminación, al igual que la prohibición del mismo en todo espacio público, como plazas, colegios, moteles, hospitales, salas de internet, supermercados, karaokes, entre otros. Asimismo, según los artículos 14 y 18, el Municipio debe incluir en su Programa Operativo Anual (POA) fondos para el cumplimiento del Plan Nacional de Acción contra el Racismo y toda forma de Discriminación.



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.