13. Internacional: Laboratorio autoriza fabricación de genéricos de sus productos contra el VIH en países pobres. (Latinoamérica excluida de acuerdo)

La fundación suiza ’Fondo de Patentes de Medicamentos’, creada por Unitaid en 2010, ha llegado a un acuerdo con la farmacéutica americana Gilead para favorecer la venta de antirretrovirales a bajo precio en los países desarrollados. Gilead compartirá sus derechos de propiedad intelectual con dicho Fondo con el objetivo de que los tratamientos sean más baratos para las personas que viven con VIH en países pobres.

Sin embargo, activistas de la lucha contra el VIH en Latinoamérica informaron que países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, Uruguay y Venezuela, entre otros, quedaron fuera de la lista de ese acuerdo y sin las ventajas acordadas para el acceso a estos medicamentos. Por ello, los pacientes bajo tratamiento TARGA en estos países no se verán beneficiados por el acuerdo entre Gilead y el Fondo de Patentes de Medicamentos.

“Por primera vez, los enfermos de los países en vías de desarrollo tendrán acceso a las mismas medicinas que los que viven en los países ricos”, ha subrayado en un comunicado Philippe Douste-Blazy, director ejecutivo de Unitaid. “Hemos trabajado durante cuatro año para desarrollar el concepto del Fondo de Patentes de Medicamentos”. Gilead es la primera empresa farmacéutica que firma un acuerdo con este Fondo, cuyos fundadores esperan ahora que otras grandes compañías se unan a la iniciativa.

Unitaid es una organización, miembro de la Organización Mundial de la Salud, cuyo objetivo es negociar el precio de los medicamentos contra el sida, la malaria y la tuberculosis para los países pobres. Sus fondos provienen de una micro tasa mundial sobre los billetes de avión fijada en 15 países.

“A través de esta licencia sistemática de propiedad intelectual relacionada con los fármacos contra el VIH, las personas de países en vías de desarrollo accederán a versiones de bajo coste de aquellos productos, casi al mismo tiempo que lo hacen otras personas en los países ricos”, ha declarado a la agencia Reuters Ellen ’t Hoen, directora ejecutiva del Fondo.

El acuerdo, firmado el 12 de julio en Londres, amplía las condiciones de licencia otorgadas a tres compañías de fármacos con sede en la India: Hetero Drugs, Matrix Laboratorios y Ranbaxy Laboratorios. El convenio permitirá a estas empresas la producción de copias genéricas de los antirretrovirales Tenofovir (comercializado por Gilead bajo el nombre de Viread),Emtricitabina (Emtriva) y otros todavía en desarrollo clínico: Cobicistat, Elvitegravir y ’Quad’, un fármaco que combina cuatro medicamentos de esta farmacéutica para el tratamiento del VIH y que se administra una sola vez al día en un solo comprimido. La licencia autoriza también el desarrollo y la fabricación de otras combinaciones que incluyan estos productos.

“La industria farmacéutica india cuenta con la pericia científica y con una capacidad de producción a gran escala, elementos fundamentales para afrontar los retos que supone la epidemia de VIH tanto en la India como en todo el mundo”, ha señaladoRajiv Malik, director de Matrix Laboratorios y director ejecutivo de Operaciones de Mylan, uno de los primeros socios en firmar con Gilead un contrato para la ampliación de la licencia.

Negociando futuros acuerdos

“Este no es sólo un caso. El panorama entero está cambiando… habrá mucho más”, ha asegurado Hoen, quien también adelanta que está negociando acuerdos similares con otras compañías como ViiV Healthcare (una compañía deGlaxoSmithKline y Pfizer), Bristol-Myers Squibb, Roche, Boehringer Ingelheim y Sequoia Pharmaceuticals.

Este acuerdo permitirá el suministro de Tenofovir y Emtricitabina en 111 países, para Cobicistat en 102 y para Elvitegravir y ’Quad’ en 99. Asumiendo que otras compañías se sumaran a la iniciativa, los países pobres podrían ahorrarse más de 1.000 millones de dólares cada año en la compra de estos medicamentos.

“Para Gilead es un orgullo comprometerse y formar una sociedad innovadora para ampliar el acceso al tratamiento a los pacientes de los países en vías de desarrollo; asimismo, damos la bienvenida a las nuevas oportunidades que se nos presentan para trabajar con fabricantes indios y con el ’Fondo de Patentes de Medicamentos’, ha afirmado en un comunicado Gregg H. Alton, vicepresidente ejecutivo de Asuntos Corporativos y Médicos de Gilead. “Nuestro objetivo es garantizar que, a medida que se desarrollan y autorizan nuevos tratamientos de Gilead para el VIH, los pacientes de países en vías de desarrollo puedan acceder de manera rápida y sin demora a versiones de bajo coste de estos fármacos”.

Según las condiciones establecidas, los beneficiarios de las licencias podrán establecer sus propios precios y Gilead recibirá un 3% de los derechos de propiedad intelectual por la venta de genéricos de tenofovir, que también está aprobado para el tratamiento de la hepatitis B, y un 5% por los otros fármacos. “Dicho canon respaldará el registro de los productos, la educación y formación médica, la monitorización de la seguridad y otras actividades de vital importancia […] Gilead renunciará a los pagos de cánones sobre cualquier formulación pediátrica de Viread, Truvada o de los productos en proyecto que se desarrollen con éxito y que se lancen al mercado”, explica la compañía en un comunicado.

Esta iniciativa marca una diferencia importante con respecto a la posición de la industria farmacéutica sobre la venta de fármacos en los países en desarrollo. Alrededor de 33 millones de personas tienen el virus del VIH en todo el mundo. La mayoría de estos pacientes viven en África y Asia y son ellos los que se beneficiarán de estos acuerdos.

Fuente: El Mundo



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.