13. Perú: Manifestación LGTB “Besos contra la Homofobia” fue impedida de realizarse en la Plaza de Armas

Algunos creímos que se iba a repetir lo que pasó hace dos años…todos los accesos a Plaza de Armas estaban cerrados con rejas. Los policías lo decían, el cierre era “por la manifestación del MHOL“.

Sin embargo, algunos si pudieron pasar, con pancartas incluso: los fundamentalistas que se habían congregado a rezar frente a la catedral para “protegerla” de nosotros.

Al vernos impedidos de llegar a la Plaza las y los activistas se reunieron en el cruce de Carabaya y Jr. Ucayali (junto al viejo Hotel Maury). Había una pancarta y dos activistas del movimiento Raeliano apoyándonos. Éramos medio centenar. Lugo de discutir con la policía un rato, empezaron lso besos. Frente a las cámaras de la prensa algunas parejas se besaron y Qantu Madueño y Gio Romero hablaron en nombre de loas y los presentes para explicar la razón de que estuviéramos allí: es nuestro derecho, es nuestra ciudad, no hay ninguna ley en el Perú que nos impida besarnos en espacio público alguno. Cerrar la plaza era un absurdo, un atropello. Y ni la policía, ni el gobierno nos iba a hacer renunciar a nuestros derechos porque el miedo se acabó. Se acabó el 12 de febrero de 2011 cuando enfrentamos con besos los golpes y varazos a las fuerzas de un orden que excluye a lesbianas y a gays, a bisexuales y trans, un orden que nos considera “escandalosos”.

Tras unos minutos de besos y declaraciones a la prensa, nos movilizamos a la esquina de Huallaga y Lampa, muy cerca de donde hace dos años la policía nos golpeó brutalmente. Hubo nuevamente intentos de hablar con la policía. Ellos fueron muy claros “Son ordenes del ejecutivo. Si quieren saber por qué, pregúntenle al Presidente” dijo el jefe del grupo de policías.

Más besos, alguna discusión con transeúntes que hacían comentarios homofóbicos a viva voz…

Algunas chicas y chicos lograron pasar al otro lado de las rejas y allí empezaron a besarse. Los policías se les acercaron amenazantes…el carro rompemanifestaciones se acercó hasta la reja…

Preocupados por lo que pudiera pasarles a los que estaban “del otro lado” un grupo de activistas se lanzó contra las rejas, empujándolas. Grandes chorros de agua para alejarlos no fueron suficientes, siguieron empujando las rejas. La policía lanzó bombas lacrimógenas para dispersarnos.

Un rato después nos reagrupamos y decidimos marchar por el jirón de la Unión hacia la Plaza San Martín.

Fue una marcha festiva en la que se gritaba “El Miedo se acabó” que era la frase que todos sentimos con mas intensidad porque de eso se trata “Besos contra la Homofobia”: de perder el miedo, de salir a reclamar nuestros derechos, de ejercerlos…porque lesbianas y gays, bisexuales y trans no somos ciudadanos de segunda.

Fuente: Diario de Lima Gay (Jorge Chávez).



Contenidos relacionados


¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios.